Preservativos masculinos

preservativos masculinos

Preservativos masculinos

Sexo más en cualquier ocasión.

El preservativo masculino como método anticonceptivo

Existen dos tipos: preservativos masculinos, de los que hablaremos en este post, o preservativos femeninos.

El preservativo masculino conocido también como “condón” es básicamente una funda elástica, normalmente fabricada de látex o poliuretano para las personas que puedan tener reacciones alérgicas al látex, que se coloca en el pene erecto antes de mantener relaciones sexuales. En el extremo cuenta con una pequeña “bolsa” o “deposito” destinado a contener los fluidos una vez se produzca la eyaculación.

Los preservativos masculinos tienen una infinidad de variantes como pueden ser: el color natural, transparente, opaco e incluso fosforescente. Lisos o con texturas diferentes al tacto para aumentar la sensación de placer de ellas; con aromas u olores diferentes (chocolate, coca-cola, coco, fresa, etcétera…); Lubricados o sin lubricar, mas finos para una sensación de contacto total o extra fuertes para evitar mas firmemente las roturas.

Eficacia de los preservativos masculinos

Cabe destacar que los preservativos solamente son de un solo uso, por lo que si se piensa tener varias eyaculaciones en una misma relación sexual es altamente recomendable cambiar el preservativo después de cada eyaculación.

Si se usan adecuadamente, estos tienen un 99% de eficacia, queriendo decir que existe una mínima posibilidad de que no cumpla con su cometido por lo que aún así deberemos tener una mínima precaución.

¿Quién puede utilizar un preservativo masculino?

Usualmente lo pueden utilizar todos los hombres a excepción de casos especiales o de lo detallado a continuación:

  • Se deben usar preservativos fabricados de poliuretano si una de las personas que van a mantener relación son sensibles al látex o puedan tener una irritación al utilizarlos.
  • Hombres que presente imposibilidades para mantener la erección, pues puede que el preservativo se deslice hasta caerse el mismo total o parcialmente.

¿Cuales son los pros y contras de los preservativos masculinos?

Pros

  • Económico: Es un método anticonceptivo asequible para cualquier persona.
  • No necesita receta: No es necesario ir al medico a por una prescripción, se pueden adquirir en infinidad de sitios diferentes.
  • Es fácil de utilizar: Es el método anticonceptivo mas utilizado en la actualidad, en parte, a lo fácil que es utilizarlo.
  • Sin efectos adversos: No tienen efectos secundarios, a excepción de que una persona sensible al látex utilice uno fabricado con este material.                                                                                                                                                                                                         

Contras

  • Posibles roturas: A pesar de ser bastante resistentes pueden romperse, los preservativos caducados son mas frecuentes a roturas.
  • Puede desprenderse: Aunque ocurre en poquísimas ocasiones, no debemos de obviar que este puede desprenderse quedándose atrapado en el interior de la vagina, en este caso deberemos retirarlo con un dedo y claro está, pierde totalmente su eficacia. 
  • Incompatibilidad: No se recomienda utilizar un anillo vibrador si se tienen uno puesto.

Comprar preservativos masculinos

Como hemos mencionado anteriormente, los preservativos masculinos es uno de los métodos mas fácil de adquirir, nombraremos varios:

  • Supermercados.
  • Farmacias.
  • Consultas de planificación familiar.
  • Máquinas colocadas en sitios públicos.

¿Cómo poner un preservativo?

one

Comprobaciones

Comprobar que no está caducado, sacarlo del envase suavemente, es importante no abrirlo con los dientes.

two

Posicionando el preservativo

Se debe presionar la punta para mantener un "deposito" de aire, colocar sobre el pene erecto y desenroscar, si este no se puede desenroscar lo mas probable es que este esté colocado al revés.

three

Consideraciones

Solamente se utilizará uno, usar mas favorece a la rotura debido a la fricción. Se debe retirar con precaución para no derramar la eyaculación. Antes de un nuevo contacto sexual se debe cambiar de preservativo.